San Luis cuenta con una política hídrica de vanguardia, caracterizada por una fuerte visión de futuro que hoy le permite contar con una reserva hídrica incrementada en más de un 50% en los últimos años, la que garantiza la provisión de agua para todos sus habitantes por varias décadas.  

El agua para consumo humano, agrícola, ganadero, riego, industrial y generación de energía es un elemento fundamental no solo para la sobrevivencia sino también para el crecimiento y desarrollo de una provincia en permanente expansión. 

Los espejos de agua a lo largo y ancho de nuestro territorio, ya suman un total de 19 presas y embalses, considerando también los pequeños diques derivadores, las presas proyectadas y las que actualmente se encuentran en proceso de estudio para su construcción.

DIQUE NOGOLÍ

Es considerado uno de los más bellos y puros de San Luis, haciendo honor a su nombre, que significa “aguas claras”. Ubicado en el departamento Belgrano, a 39 km de San Luis Capital, posee una superficie de cuenca de aporte de 182 km² y una capacidad de embalse de 25,8 hm³ generando un espejo de 170 ha y una superficie de riego que cubre 5.000 ha. Sus aguas son principalmente destinadas a la regulación de crecidas, consumo humano, ganadero, riego y uso recreativo.
Desde su inauguración en 2003, este embalse ofrece una singular belleza vegetal que deleita a sus visitantes.

 

DIQUE LAS PALMERAS

Inaugurado en octubre de 2010, el embalse se ubica en la localidad de San Francisco del Monte de Oro a 110 km de la Ciudad Capital. La presa está emplazada sobre el río Claro, a 2 km aguas arriba de su confluencia con el río Curtiembre.

Esta obra de gran trascendencia para toda la región, dispone de una capacidad de embalse de 24 hm3 y una superficie de 186 ha, convirtiéndose en una presa mayor a la de los diques Río Grande, Potrero de Los Funes y Cruz de Piedra.

Este dique avala el crecimiento y desarrollo de diversos sectores representando la puesta en marcha de un importante polo turístico - recreativo, que además asegura la provisión de agua potable para el norte provincial, provee de generación de energía y aumenta la superficie bajo riego de 400 a más de 1.200 ha.

DIQUE SAN FELIPE

A 138 km de distancia de San Luis Capital, el embalse San Felipe está ubicado en la cuenca del Conlara en las cercanías de Renca. Posee una cuenca hidrológica de aporte de 1.130 km2 y una capacidad de riego de 13.000 ha. Es uno de los espejos de agua más emblemáticos de la provincia, con una superficie de 1.282 ha y una capacidad de embalse 81 hm3. El uso principal que se le otorga a este embalse, es el abastecimiento de agua para la población, riego, ganadería, generación de energía hidroeléctrica y uso recreativo con la práctica de actividades náuticas, turísticas y deportivas. Su pintoresco marco natural, potencia el gran desarrollo turístico de la zona con una destacada oferta de clubes, campings y servicios gastronómicos.

DIQUE LA FLORIDA

 Su construcción impulsó el nacimiento de la localidad de La Florida y el florecimiento de diversos campings e instalaciones turísticas y recreativas que potenciaron el lugar, habiéndose declarado sus aguas exclusivamente para uso humano. El dique La Florida es el principal proveedor de agua cruda para las ciudades de San Luis, Juana Koslay y La Punta.

Ubicado en la localidad de La Florida, dista a 45 km de la Ciudad Capital. La cuenca hidrológica de aporte tiene una superficie de 450 km², conformada por los ríos Grande y Trapiche. La altura de la presa es de 66 m, posee una capacidad de embalse de 100 hm3 y genera un espejo de agua con un área de 651 ha. A sus orillas, se encuentra también la Estación de Piscicultura y una importante Reserva Ecológica, un espacio único de fauna y flora autóctonas que se extiende sobre 340 ha.
Sus aguas son ideales para el desarrollo de actividades deportivas como la náutica y la pesca.

Comentá y compartí

Share on Myspace

Tal vez te interese