Bajo de Veliz

El Bajo de Véliz es uno de los principales yacimientos paleontológicos de nuestro país y de gran relevancia internacional. Allí se han encontrado restos de una antigüedad de 286 millones de años.

El bajo formaba parte del continente Gondwana, constituido por lo que hoy está separado en Africa, una parte de América del Sur, la Antártida, Australia y la India. En el se encuentran fósiles de animales y plantas hoy desaparecidas o existentes en otras latitudes.

Este yacimiento paleontológico es una angosta y alargada depresión en sentido norte-sur de 12 Km. de largo y 1 Km. de ancho, enclavado en el borde nororiental de las Sierras de San Luis.

Sus particularidades climáticas: abundante vegetación, fauna autóctona, arroyos de aguas permanentes y escarpados bordes serranos le confieren, al Bajo Véliz, un marco particular.

Hace más de 320 millones de años, movimientos internos de la tierra provocaron la fracturación de la Sierra de San Luis, generando esta depresión, que fue seguidamente rellenada por los desechos provenientes de la erosión de las rocas sedimentarias, areniscas y limos, quedando sepultada la flora y fauna existente en el Período Carbonífero de la Era Paleozoica.

Sin duda uno de los hallazgos más significativos del lugar, y que llevó a lo largo de los años a su reconocimiento, fue el ejemplar de la "araña gigante" encontrado en el año 1976 en un bloque de piedra pizarra y sus medidas oscilan en 34 cm. de largo y 50 cm. de espacio entre pata y pata reconociéndosele cuatro pares de ojos posibles. Más tarde, en el año 1981, se halló un ejemplar similar pero de mayor tamaño que se exhibe en el Museo Dora Ochoa de Masramón en la Ciudad de San Luis. Esta segunda megarachne encontrada en San Luis, tiene todos sus miembros cubiertos por tubérculos pilíferos. Se le calcula una antigüedad de 300 millones de años y a diferencia de la primera, se le observa nítidamente detalles de las extremidades. Tiene 45 cm. de largo, 64 cm. entre pata y pata y cinco pares de apéndices. 

En la actualidad se sabe que la denominda "araña gigante" es un "escorpión de mar".  La nuevas investigaciones científicas refutaron la categorización del ejemplar encontrado en el Bajo de Véliz como de la familia de las arañas.

El Megarachne servinei Hunicken, nombre que conserva por ser su primera clasificación, es un tipo de langosta conocida como “Escorpión de Mar"  (Eurypterido), similar a otras raras formas encontradas en rocas carboníferas en Escocia y Sud África; siendo el del Bajo de Véliz el más completo Euryptérido registrado hasta el momento en Sud América.

ACTIVIDADES

Atractivo geológico

Bajo de Veliz, es una formación perteneciente al período Carbónico Superior de la Era Paleozoica, con una antigüedad de 320 a 286 millones de años, que adquirió gran notoriedad debido al contenido de mega y microcroflora fósiles de singular importancia entre las paleofloras gondwánicas, y por el hallazgo de dos fósiles de araña gigante sin precedentes fósiles ni vivientes en el mundo. 
La Formación Bajo de Veliz –Período Carbónico Superior- está dividida en tres miembros: Cautana, Pallero (que contiene  niveles fosilíferos) y Lomas; cuyas sedimentitas neopaleozoicas fueron formadas en ambiente aluvional y lacustre. 

 

Atractivo Paleontológico

El contenido fosilífero de las lutitas (lajas) pizarrosas, grises oscuras y verdosas laminadas, del Miembro Pallero de la Formación Bajo de Veliz es abundante y variado. En los niveles pizarrosos que se explotaban parcialmente en las canteras de la zona (que comercializaban las lajas pizarras), se encuentran excelentes y abundantes restos fósiles de vegetales incarbonados (las impresiones se refieren a hojas, tallos, fructificaciones y semillas platispérmicas con buen grado de preservación), y con frecuencia restos fósiles de insectos y de arácnidos en muy buen estado de conservación como el fósil de araña gigante: Megarachne servinei Hünicken, una pieza única  en el mundo.

 

Atractivo botanico

Una particularidad botánica lo constituye la presencia de un ejemplar de Guayacán (Caesalpina Menolicarpa Grissep), teniendo en cuenta que su área de influencia es el Norte Argentino. El árbol, compuesto de un grueso tallo cuyas ramificaciones se extienden retorciéndose hasta encontrarse con otras partes para unirse y formar un solo haz de hojas pequeñas, minúscula flor amarilla y fruto de color marrón semejante a una haba, florece y fructifica dos veces al año. Lo más característico es que nadie sabe como llegó a este luga rsiendo es el unico ejemplar en San Luis ya que no se da de semilla.

Atractivo Cultural

Se han encontrado dentro del Bajo de Veliz innumerables vestigios de la presencia de primitivos pobladores, muy probablemente los Comechingones – aborígenes que habitaban la falda occidental de las sierras del mismo nombre en territorio de San Luis. Hay un yacimiento de morteros comunitarios horadados en la roca a orillas del arroyo Cautana y una importante colección de piezas arqueológicas: boleadoras, manos de morteros y otros utensilios de uso cotidiano, que han sido encontrados por los actuales pobladores.  
La desaparecida explotación minera de la cantera, donde los hombres con el pico y la carretilla horadaban la tierra para extraerle las tan codiciadas lajas puntanas, han dejado un importante patrimonio intangible que incrementará el atractivo del Paleódromo Bajo de Veliz. Complementan la riqueza cultural del Bajo, las innumerables construcciones típicas en piedra y paja: Viviendas ranchos y corrales, y una modesta Capilla, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Desamparados,  junto a la escuela del lugar.

*Actividades (Fuente oocities.org)

ACCESOS

El bajo es una profunda y angosta depresión de 12 km de largo, recorrida de sur a norte por el arroyo Cautana, a escasos 35 km de Santa Rosa del Conlara, en el sector noroeste de la Sierra de San Luis.

Partiendo desde Merlo por la Ruta Provincial Nº5 hacia el oeste hasta Santa Rosa del Conlara, a partir de allí unos kilómetros más y se llega a el Duraznito.

Aquí por Ruta Provincial Nº43 -de tierra- hace falta recorrer 15 Km más, el camino corre en plena sierra, el paisaje ya no se mira, uno es parte de la belleza.

Al llegar a la Quebrada del Bonete comienza un pronunciado descenso de 4 Km que desemboca en el extremo sur del Bajo. Los farallones cubiertos de vegetación, el arroyo rumoroso en el centro, un silencio que casi no interrumpen los escasos pobladores y estamos en la cantera de las famosas "pizarras de San Luis".

SUGERENCIAS

Esta excursión es mejor hacerla en camiones  o en camionetas 4x4. Para no perderse de nada  es importante ir con un guía entendido.

Comentá y compartí

Share on Myspace