Monasterio de Belén

El monasterio está ubicado en el paraje Rodeo de los Cocos, a 5,39 km de Carpintería, por el camino a Cerro de Oro, entre la Villa de Merlo y Carpintería.

Aquí, la congregación de las Monjas de Belén y de la Asunción de la Virgen y de San Bruno tienen un monasterio que está formado por dos casas: la casa de arriba y la casa de abajo, ambas constituyen un único monasterio.

La Casa de Arriba está reservada a la oración en soledad y está formada por dos claustros: el claustro de ermitas de los monjes o monjas de las celdas y el claustro de ermitas de los monjes o monjas de la casa.

La Casa de Abajo: está situada en un espacio solitario, pero distante de la casa de arriba, y está formada por un espacio de estricta clausura y el atrio de hospitalidad en el desierto, situado fuera de la clausura pero en el recinto del monasterio, es un espacio donde los huéspedes que lo deseen, pueden participar durante algunos días de la vida solitaria y litúrgica del monasterio.

Finalmente,  hay un atrio externo que se sitúa fuera de la clausura y a cierta distancia del monasterio. Allí pueden ser acogidas las familias de los monjes o monjas, los amigos del monasterio, los visitantes y los amigos que no acuden con la intención de permanecer en el silencio y soledad. Todos ellos pueden acceder al Santuario de Adoración Eucarística y unirse a la adoración silenciosa de los monjes o monjas.

Hay un sector de venta de artesanías que ellas mismas tallan delicadamente con marfilina y dolomita. Algunos de los exquisitos objetos que ofrecen fueron realizados por las monjas en la sede de su congregación, en Francia. Pintan iconos de Cristo, de la Virgen y de los Santos, según la tradición de Oriente y esculturas románicas o góticas, concebidas según la tradición de Occidente en la edad de oro del arte sacro. 

 

HISTORIA

La Familia Monástica de Belén, de la Asunción de la Virgen y de San Bruno, como la que hay en Villa de Merlo, está formada por una rama femenina y otra masculina, y nació en 1950 de la fe de la Iglesia en la Asunción de María Santísima en Cuerpo y Alma a los Cielos. De acuerdo con la historia, un grupo de peregrinos franceses, que acudieron a la proclamación del Dogma por Pío XII, sintieron un llamado especial de Dios. Al escuchar al Sumo Pontífice, siete de ellos reciben en su intuición inicial el deseo de que nazcan comunidades religiosas en todo el orbe. Juntos deciden ponerse manos a la obra de lo que llaman “El Proyecto de la Virgen”.

Según la expresión de San Bruno, los que han recibido su paternidad espiritual y su sabiduría de vida, montan en su celda “una guardia santa”, a la espera de la vuelta del Señor. Tanto en su celda solitaria como cuando se reúnen dos veces al día en la iglesia del monasterio para celebrar la oración litúrgica de la Iglesia, los monjes y las monjas de Belén son los perpetuos celebrantes de la Gloria de Amor de la Santísima Trinidad.

El monasterio de las Hermanas de Belén fue el primero en Argentina y  América Latina, y se instaló en septiembre de 1992. Según los registros históricos, una de los inmuebles que ocupan las religiosas era la residencia de Pecker Blanc, que al morir sus familiares vendieron a un embajador francés quien realizó la operación. 

HORARIOS DE VISITA

Lunes a domingo de 9.00 a 17.00 hs. Se recomienda avisar del ingreso.

 

UBICACIÓN

El Monasterio de Belén está ubicado sobre la Avenida Los Mandarinos al 4000. Para llegar hasta aquí hay que dirigirse por el camino a Cerro de Oro hasta donde termina el asfalto y seguir unos 3 kilómetros por calle de tierra hasta el pórtico de ingreso.

SUGERENCIAS

En el monasterio se pide respesto, se valora y cuida el silencio, tal como rezan algunos carteles en el lugar. 

Comentá y compartí

Share on Myspace